Fotografía de Thomás

Último lunes de primavera. Se acerca el verano, y por lo tanto, también el calor. Y los científicos auguran el verano más caluroso de la historia. En esta situación, el aire acondicionado, las terrazas y las bebidas frías se convierten en nuestros aliados para combatir las altas temperaturas, pero muchas veces, no hacemos un uso adecuado de los recursos que tenemos, gastando más de la cuenta y produciendo mucha más contaminación de la necesaria. Aquí tenéis algunos consejos para no pasar calor, mantenerse fresco y ahorrar en verano.

1. Usa ventiladores, ahorran más energía que un aire acondicionado

Quizás no sean tan frescos como el aire acondicionado pero gastan mucho menos y bien ubicados pueden ser muy eficaces. Solo tienes que colocarlos de forma estrategia por la casa para que creen corrientes. Además, usa el ventilador de techo que disminuye la sensación de calor entre 3 y 4 grados y solo consume la energía de una bombilla de 100 vatios.

2. Evita que el calor entre en tu casa

Esto que parece algo básico, mucha gente no lo hace. Mantén las persianas semibajadas y las ventanas cerradas durante las horas de más calor. Por el contrario, aprovecha las horas más frescas por la noche y por la mañana.

3. Apaga las luces y optimiza el uso de aparatos eléctricos

Apágalas cuando no las utilices . Usa bombillas de bajo consumo y que estén limpias, si tienen polvo acumulado reducen un 20% la iluminación. Evita usar electrodomésticos de forma innecesaria, ahorrarás dinero y conseguirás tener la casa un poco más fresca.

4. Se más original con tus recetas

Evita el horno y la cocina de fuego. Intenta cocinar platos fríos o templados. Las verduras y frutas, además de tener muchas vitaminas, te ayudarán a estar hidratado gracias a su alto contenido en agua.

5. Agua caliente pero al nivel justo

Reduce el termostato del calentador. Usa agua caliente pero no es necesario tenerlo al máximo. Si te duchas con agua a temperatura ambiente, ahorrarás con el calentador, te refrescarás y además, mejorarás la circulación de tu cuerpo ¡Todo ventajas!

6. Bebe agua fresca

Evita las bebidas alcohólicas, las bebidas muy azucaradas, el café y el té. Bebe agua fresca de forma abundante, así te refrescarás y te mantendrás hidratado.

7. Aprende a usar el aire acondicionado

Si con todos estos consejos, no te queda más remedio que usar el aire acondicionado, aprende a usarlo. No por ponerlo a una temperatura más baja, se enfriará la casa más rápido. Regula el termostato a una temperatura de 24ºC y mantén los filtros limpios.

About amovens_super

Share Button